6 de agosto de 2011

Puedo escuchar el mar


Taku Morisaki vuelve a Kochi, su ciudad natal, para celebrar una cena de antiguos alumnos. Durante el viaje va recordando sus días en el instituto junto con Yutaka Matsuno, un buen amigo que tenía, y Rikako Muto, una chica que fue transferida desde Tokio que destaca bastante pero con muy mal carácter. Todo se complica cuando a Yutaka Matsuno le comience a gustar Rikako y ésta comience a acercarse a Taku.

Opinión personal: Esta película me recordó a Recuerdos del ayer. Es una película muy sencilla y realista. Además es cortita (dura 69 minutos) por lo que no se hace pesada.
Trata sobre todo de los sentimientos de los protagonistas y de cómo se pueden ver las cosas cuando pasan algunos años. Los personajes son bastante sencillos y simples.
En conclusión, es entretenida y no me ha disgustado aunque me ha parecido bastante flojita.

2 comentarios:

binilla dijo...

esta no la he visto pero la terminaré viendo porque quiero verme todo lo del estudio ghibli! aunque es verdad que he oído mas veces que es muy flojita

Bambú dijo...

Todavía no he visto esta película ni la de Recuerdos del ayer, pero imagino que no es una de las "grandes" de Ghibli. Primero porque he leído muchas reseñas y todas dicen que es "entretenida" y segundo porque tampoco es tan famosa como otras de Ghibli.

Algún día me volveré a hacer otro maratón Ghibli y veré otras cuantas que me faltan XD